El Diplomado de Programación Neurolingüística, modalidad vespertina, inició su año académico en versión Practitioner. La profesora Sandra Chiros dio la bienvenida a los estudiantes junto con clarificar los principales objetivos de la PNL como; reprogramar los comportamientos; mejorar los procesos comunicativos; generar nuevas opciones de solución.

En PNL una de las presuposiciones que guía el camino es;

“Si continúas haciendo lo que siempre has hecho, no lograrás más allá de donde siempre has llegado”.

Esta presuposición tiene total sentido para Juan Pablo Ramírez, docente universitario, quien se propone este año un cambio de paradigma en su manera de hacer las cosas en educación. “Como docente he visto estudiantes que se consideran tontos, creo que no lo son y quiero sacar el mayor potencial de ellos a través de la PNL. Pienso que el desafío es grande y quiero llegar hasta el final”.

Aplicación

Quisiera aplicar la PNL en el día a día, también en el voluntariado que hago con jóvenes y especialmente en la docencia, me gustaría que los estudiantes construyeran sus propias respuestas. 

Qué sé de la PNL…

Sé que es un modelo de modelos. Que podemos cambiar ciertos programas de nuestra historia de vida y reprogramar lo que queramos. 

Lo que observo de los estudiantes de hoy…

Veo una infravaloración. Muchas veces los estudiantes buscan en los profesores herramientas que creen carecer aunque ellos las tienen y sólo basta con pulirlas. La PNL creo que permite eso, y con ello cambiar un paradigma educativo porque observo que el docente, si bien es un profesional que conoce su área, no tiene todas las respuestas. Los estudiantes son autores de sus propias respuestas.  

 

¿Cómo me visualizo?

Como una persona más observadora. Finalizando el proceso me veo realizado y logrando mi meta.