Ana Domínguez, actriz, se desempeña como entrenadora de niños y adolescentes en el área de ficción para Televisión Nacional de Chile y Canal 13.

 

Cursa el Diplomado de Programación Neurolingüística, Mención Practitioner en horario vespertino. Un camino que se inició al asistir al Workshop impartido por Jorgen Svenstrup: “Coaching para el Desarrollo del Talento Infantil, Adolescente y Juvenil”, de ahí en adelante, declara, “se expandió mi mente y con la PNL me conecté con el poder del lenguaje lo que aporta muchísimo a mi desempeño profesional”.

En PNL se sabe que el lenguaje puede ser utilizado para influir en la vida de las personas, puede otorgarle una perspectiva más rica e impactar en nuestra programación mental.

Ana, de lo aprendido en Practitioner ¿qué herramientas entrega la PNL para potenciar el lenguaje de las personas?

Genera un cambio, por ejemplo, para quien quiere bajar de peso en vez de centrarse en el problema puedes llegar a re-significar ese objetivo con lo que buscas realmente que, en este caso, es el bienestar.

¿Qué técnica de PNL te ha sido funcional en tu área de trabajo?

Acabo de estrenar una obra de teatro y el ancla de la confianza me funcionó muy bien. Me ayudó a gestionar la adrenalina que sientes antes de salir al escenario. También el re significar experiencias, lo he utilizado en las clases de expresión. Por ejemplo, con una persona que tuvo una mala experiencia con su jefe tras una presentación donde fue duramente criticado, fue importante re-significar esa experiencia para recuperar la confianza. Las posiciones perceptuales también me gustan porque son muy teatrales.

¿Qué importancia tiene el acompasar al otro en tu trabajo con niños y adolescentes?

Un niño que no tiene filtro, si no le gustas ¡chao! Por eso tengo que generar mucho rapport y confianza para que seamos uno. Tanto para que él esté dispuesto a recibir la herramienta y yo lo pueda guiar en su descubrimiento actoral.

Ahora que estoy en formación como practitioner, veo que me gustaría trabajar con adultos que necesiten desarrollar un sentido más profundo, por ejemplo, atendiendo casos como el de la persona que sufrió un shock en su empresa, realizando talleres de comunicación y a más largo plazo.

¿Cómo te ves terminando este proceso?

Muy segura y feliz por todo lo aprendido y por la experiencia vivida, veo este camino como un proceso que continúa, siento que me conecté con un mundo de recursos y habilidades que puedo trabajar porque he descubierto que me conecto mucho con el ser humano.