En el Diplomado de Programación Neurolingüística, Mención Practitioner, el uso de la imaginería con la visualización de objetivos y sueños sitúa a los estudiantes en posiciones perceptivas donde la experimentación de sensaciones, comportamientos, formas de pensar se producen en un espacio donde lo que imaginan es posible. Un método que permite acercar “el sueño” al presente, donde eso lejano se siente real, actuando “como si” estuviera ocurriendo aquí y ahora. En Practitioner, los “no puedo”, “soy malo para esto”, “no tengo”, se convierten en posibilidades concretas correspondidas con esos deseos y estados deseados.

Praktikas de PNL mención practitioner Diplomado de PNL mención Practitioner Guillermo en praktika de PNL Guillermo Perez alumno de Academia Inpact, del Diplomado de PNL

Guillermo Pérez, de profesión Ingeniero Informático, estudia la formación en PNL Mención Practitioner con el propósito de potenciar sus talentos.

Aprendizajes

Valorar el lenguaje ha sido uno de sus principales aprendizajes. “Aprendí a revertir consejos por preguntas, era el campeón de los consejos, ahora comprendo que cada persona encuentra su propio consejo. Aprendes a conversar en vez de imponer. También he ido flexibilizando mi rol como jefe. Trabajo en el área de servicios y en esa área vemos problemas, donde muchas veces los clientes están molestos. Entonces, la PNL me ha ayudado a mejorar la forma de relacionarme con ellos”.

El uso de la imaginación

La imaginería es un término acuñado por Walt Disney para describir el proceso donde él “creaba futuro”. Esta técnica utilizada en PNL requiere una síntesis de tres procesos diferentes, el soñador, el crítico y el realista. Es decir, el “sueño” se fragmenta desde el punto de vista del soñador, crítico y realista, cumpliendo todos los pasos que serían necesarios para que ese “sueño” ocurriera en el presente, todo esto experimentándolo en un proceso creativo.

Para el estudiante Guillermo Pérez, la imaginería conduce a un estado donde se descubren soluciones creativas. “Juega un rol preponderante. Si no tenemos la visión de lo que queremos no tiene sentido proyectar nada. Es una forma de motivarnos”, afirma.  

Recomendación

¿Quiénes pueden estudiar esta certificación? Toda persona que desee mejorar en gran medida sus habilidades de comunicación y de interacción con los demás, y consolidar una actitud positiva en la vida.